Érase

“Érase”; entre to erase y la historia que fue, ya borrada.

Las hojas del cuaderno de viaje hecho trizas dejan disolver su tinta tornando el líquido azul. La memoria se disipa y pasarán las palabras, con la evaporación al aire, dejando el papel limpio y seco con el tiempo. Tal vez permanezca la huella de la escritura, los surcos marcados sobre el papel.

Queda el cubículo con placas superpuestas como capas de memoria, formando la construcción del recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s